Malegria

Reflexion en lagrimas en un momento magico

En dos caníbales hambrientos se han convertido mis labios;

Pero más allá de conseguir un trozo de su delicada y suave piel,

Lo que más desearía mi alma seria que en uno de esos bocados pudiera arrancar esa repulsión que lo invade de repente;

Y hace que me sienta desbordadamente insoportable.

Sin que usted lo note un demonio se pasea entre nosotros  y con las cadenas del pasado me lastima y de paso lo arrastra de mi camino.

Pero usted me conoce mejor que ese demonio y sabe que lucharé con todas mis fuerzas contra el enviado del mal;

No hay cabida para el mal en este sublime sueño.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.