M.G.Ratia

UN DESEO

 
Cuando te digan te quiero,
que tú no digas, que no,
que no te hablen de, luego,
que no te pidan perdón.
 
Que no te esperen sentados,
que tú, no esperes de pié,
que quién camine a tu lado,
siempre, siempre, te sepa querer.
 
Que no veas los ocasos
como algo que terminó,
que las mañanas te encuentren,
riéndote del amor.
 
Que seas tú quien elige,
que nadie elija por tí,
que seas tú quien exige,
lo que te de la gana exigir.
 
Que nunca usen paraguas
tus mejillas, por desamor,
y que reparen las manecillas
el tiempo de tu reloj.
 
Que las campanas no lloren,
ni el cielo se vuelva gris,
que se invente un nuevo idioma
aquel que hable de tí.
 
Que no se acabe el camino
de baldosas amarillas,
que dibujó tu destino,
entre Galicia, Madrid y Sevilla.
 
Y si una mañana de frío,
tú necesitas calor,
en mí tienes un amigo,
siempre, siempre, a tu disposición.
 
Ah! y antes de terminar
solo una cosa...
"Que pena no saber antes
que no te gustan las rosas".
  • Autor: M.G.Ratia (Seudónimo) (Offline Offline)
  • Publicado: 3 de febrero de 2022 a las 19:13
  • Categoría: Sin clasificar
  • Lecturas:
  • Usuario favorito de este poema: Jorge Horacio Richino.


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.