lugar

Calle de los Fantasmas

Calle de los fantasmas

 

Signatario de palabras indigentes

fraseando la muerte antes de nacer,

en velo la mañana oscureces

para aclarar tu noche pura 

de afanarse en místicos pasajes

y ver pasar cantando los lastres del hacer

 

Capitán de horizontes verticales

hallado de incertidumbres

en la Topología del invierno rojo.

¿Quien sigue tu flauta atonal?

¿Quien conforma la marcha desgraciada

por la calle de los fantasmas?

 

A cada vuelta en tu laberinto

encuentras el hilo conductor

y desde el pulpito desnudo gritas

sin espadas o sin banda marcial,

destellando ante los mágicos juglares

la gloria que caerá de la tierra,

cuando el nadir desaparezca en tu ventana celestial.

 

Sorprendido en la sala del destierro

te recuerdo dando saltos al vacío

y entregando galardones

a exitosos perdedores,

vestidos de marionetas en tu escuela

de miscelánea filosofía.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.