J.L.Moreno

Desde ahora



Desde ahora, he decidido rodearme de quién no me traicione.

 

- Mi madre, aunque ella ya no está, nunca me deja solo.., ¡me adora! 

 

- Mi amigo: Juan Salvador,

su nombre lo dice todo, tiene valía mayor

que la de un tesoro.

 

- Mis sueños, soy fiel a ellos, no todos los consigo, pero pronto llegara el que se añora.

 

- Del placentero despertar al mirar tu rostro en silencio, al llegar el alba.

 

- Los recuerdos, los buenos y los nefastos, todos quedan de alguna forma en la memoria,

¡Ay desamor! con dolor en ti pensaba,

hasta el alma me quemaba por tu traición

desmesurada.

 

- De la brisa del mar, viento suave con aromas de paz. Ella, es deseada, recorre sin prohibiciones

todos los rincones de mi hogar, como le place, Ella, todo lo sabe, y al oído me susurra muy suave,

repetitivo, con calma, y cuando se cansa, le abro puertas.. ventanas y se marcha, si dejar rastro de vanidad,

pero con certeza, mañana regresará con las mismas fragancias del mar.

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.