Alfonso Darío

LUZ de AMOR

Andaba por ahí, mirando estrellas
causándome admiración las más bellas
entonces miré un norte anonadado 
porque no tenía, quedé asombrado
 

No era solo yo único el solitario
medité mirando lejos perplejo
sin querer contemplé a lo imaginario
una luz que acercaba su reflejo
 

Iluminando al norte oscurecido
estrellado quedó resplandeciente
como resplandece de amor consciente
 

Mi corazón por ti al ser asertivo
si te gusta este amor con buen motivo
tengo luz para tu norte afligido
 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.