FedericoSantana

La marica

Entre las frazadas,

se entrelaza un secreto,

entre gritos y susurros

En el sudor de las maricas

Se esconden relatos

 

Un día escuché una historia

Entre los temblores del cuerpo

De un hombre que no quería ser hombre:

y sólo ahí podía decirlo

 

Contó luego del fulgor,

como su cuerpo le incómodaba,

preguntó discretamente,

si alguien lo querría así

 

Su pareja sigilosa contestó

De su experiencia mucho podía decir

una historia de maricas le contó

De calzas de red, de brillos,

de pronombres confusos

de hermanas, de reinas

de un lenguaje único

de un cuento sólo nuestro

Y de todo eso la marica salió

 

Aún nuestra protagonista,

temerosa reniega de pronunciarse

no sabe ser más que sí misma

y todavía está aprendiendo,

pero ahora con más brillo y lenguaje

más historia y compañeros

no teme usar las calzas de red.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.