Mauro Enrique Lopez Z.

Dímelo que no me ama

Dímelo que no me ama para reírme 
a jamas, para saber que nuestro 
amor fue una farsa y no créer en ti;
aunque venga vestida de minifalda a seducirme o tratarme de conquistarme 
a mi corazón que te ame.

Dímelo que me ama hoy, no venga con tú drama; porque mañana será muy tarde porque ahí una dama que entre ceja y ceja con su mirar me inquieta mi sentido poético; y le quiero escribir vercito bonito para ella que sea de amorcito y me dará su cariñito.

Dímelo que me quiere dar tu amor
sea en la noche o en la mañana, no venga 
a coquetiarme con tú risita  o me quiere 
sacar lo poco que tengo; porque esa dama 
que viene me atiende como una mujer 
de hogar y tú solo quiere sonsacarme.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.