Tu novia eterna

A mi querido esposo


El amor con su gen auto-destructivo 
le daría todo de mì y aun así siento que no seria suficiente, 
siento que nunca lograre penetrar las finas hebras de su piel 
introducirme en su pecho en el lapso de un latido 
solo para que por fin sueñe una vida completa conmigo.


y yo amo, amor que me da pena,
porque entrego mi vida, mi vida entera.
no seré sueño,
seré paraíso,
su realidad y destino.


Porque mi esposo eres y serás en el invierno,
en primavera y en todo momento,
y seré yo quien te ame más,
dejando una huella inerte dentro de tu corazón...
Zoraya (EMYZAG)



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.