Raul Gonzaga

Eres la dueña de mi amor

Es nuestro amor algo eterno,
tan honesto y tan divino,
que se tornó en el camino
más auténtico y más tierno;

y estés cerca o en mis sueños,
siempre buscaré tu abrigo,
siempre estarás conmigo
con tus caprichos pequeños;

y sentiré tus caricias,
y sentirás mi pasión,
bello mundo de delicias

de un auténtico fervor;
eres la presencia más mía,
siempre dueña de mi amor... 

Comentarios1

  • Raul Gonzaga

    Sentiré tus caricias, sentirás mi pasión, bello mundo de delicias de un auténtico fervor; presencia mía, siempre dueña de mi amor...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.