Samuel Dixon

Raíces del alma


Quiero arrancar este recuerdo del alma
para olvidar ese amor que me olvidó;
me delira los antojos por mi calma
y me fingen los enseres que dejó.
Herido te despojo de mis sentimientos
para botar tus comentarios sobre mí:
Hay te dejo escrito estos segmentos
porque sé que aún recuerdas lo que di.


Tengo un amor tan enraizado que es difícil sacarlo.
Tengo un amor tan grande que echo raíces tan profundas en mi corazón
Que lucho por sacarlo de allí y no puedo sus raíces son muy profundas.
Habita todo mi ser se ha enroscó en mi alma, vida y corazón.
Me vive y lo vivo en las raíces de un amor tan fuerte que no puedo soltarme.
ALICIA


Quiero arrancarme este amor
que está en mi alma.
Y por más que lo intento, no lo logro.
Ha dejado sus raíces bien clavadas,
no sé si siento amor o siento odio.
Necesito que llegue un nuevo día,
con nueva luz y con nuevos derroteros,
quizás pueda ir arrancando los te quiero,
qué viven en mi alma todavía.


Quiero funcionar mi alma con el universo entero
para poder clamar el ruego, que me deje libre de recuerdos
de este amor insensato y bueno
que enraizado se sembrø en mi alma sin pretenderlo.


Yo tengo raíces en el alma
y a veces me sangran
poque el amor joven voló al universo,
y nos dejó aquí en este mundo inquieto,
sin su presencia, añorando su esencia.
Yo tengo raíces de amor
metidas muy adentro, pero sangran
por el amor muerto.
María Isis


Amor enraizado que hace daño,
porque se llevó de mi vida su esplendor,
y me deja estás raíces en el alma,
qué impiden que yo pueda ver el Sol.


Mis entrañas están llenas de ti,
siento en el aire tu ausencia,
mi cuerpo se llenó de todo en ti.
Mi alma te añora tanto tu ausencia,
presente o ausente todo me lleva a ti.
Raíces del amor que arraigaron tan dentro,
dentro de mi, mi cuerpo busca el riego de ti,
riegos de aguas que llenan mis raíces de amor,
aguas del amor, aguas que dan vida a mi ALMA.


De las raíces del alma
elegí el amor de lo profundo
deseando paz y calma
en una noche estrellada
y cuando me decidí a mirar
de pronto...
en una oleada de amor consciente
la elección estaba consumada
Todavía resuena el milagro de la esencia
resonancia de la mente que contempla
realidad en el seno de nuestro ser
de infinitud y profundidad
como esa noche al contemplar las estrellas
raíz de alma de lo que somos en esencia
Aitor Duarte Fernández


Las raíces del alma son raíces
que a veces, se entrelazan entre sí,
calan hondo, tan profundamente,
que te hacen parecer un infeliz.
Pero si corre en su interior
lo verdadero,
savia de amor, confianza y respeto
el árbol que sostiene crece en tí.


Quisiera olvidar lo inolvidable
que en mi vida ufano penetro
un terco corazón es lo que tengo
que echar fuera ese amor no puedo
enraizado está en mi alma y vida
no lo puedo sacar de allí.
He dejado pasar el tiempo creyendo
que el olvido llegará pero su ausencia
me reclama que lo guarde en un pedazo de mi corazón
llevo muchos años suspirando por dejar ir ese amor
pero está tan enraizado que de mi alma no se va
vive conmigo noche y día, minutos y horas, días y años.
Ya voy creyendo que se quedará conmigo por la eternidad.
He echo conjuros y visitado iglesias rezado poemas y nunca se va.
me habita el alma la vida y la piel comulga conmigo en carne y espíritu
No puedo sacarlo de mi alma y mi vida vive enraizado
que amar a otro no he podido aunque ya he querido
olvidarlo no puedo lo amo y espero todas las noches
que venga a mis sueños y me ame de nuevo como aquella vez
era de noche un abrazo me dio tan tierno y eterno que en mí se quedo
ahora vive enraizado en mi alma, espíritu y corazón.
ALICIA


Hoy quisiera arrancar tu recuerdo del alma
Y olvidar ese amor, que tan solo dejó
Una herida que mata, por dolor que forjó
Un veneno mortal que acabó con mi calma;
Hoy te lloro en silencio, este llanto constata,
Cuán dolió y me dañó esa ingrata traición
Que muy lento tumbó la falaz ilusión
Con la daga y traición que a mi ser desbarata;
Venga el fin de mi vida, nada puedo temer,
No hay castigo mayor a perderte por siempre;
Derrotaste mi esfuerzo, derrotaste el placer
De quererte entregar toda mi alma y mi mente
A pesar del engaño, siempre te agradeceré
Esa dicha de darte con pasión tan ardiente…


Quiero arrancar de mi vida
El miedo y la tristeza
Ser feliz con pocas cosas
Y amar a los de cerca
Quiero aprender cada dia
A tener fé y esperzanza
De poder cumplir los sueños
Quiero tener alma blanca
Olvidarme de las sombras
Que hacen sufrir y atenazan
Porque hay que cuidar las raices
Las raices de las almas


Tengo raíces tan grandes
que ni el viento a podido
curar porque el amor
es tan incierto que duele navegar.
Tengo raíces tan grandes
que ni la mejores siembras
han llenado esté vacío,
porque sólo he querido
tus ojos marrones
que mantienen vivo así
he sido por este efímero libido
de un amor prohibido...


Raíces profundas
que llegan muy hondas
y calan el alma,
la vida, la nada,
la esperanza humilde
de verte a mi lado,
el ser que el destino
me mandó en la vida,
cuando de repente
mi voz peregrina
ancló en tu laguna
de peces muy frescos
formando una ronda
al lado del lago
que besa la playa
donde desde siempre
mis largas raíces
te están esperando.
Lucy Quaglia


Ay! cuanto cuesta romper
con el recuerdo cuando aun
hay en mi este sentimiento.
Ahí te dejo mi sentir como
huellas tatuadas en el alma
Koro


Tus ojos y tu voz
tienen raíces en mi alma
cortan mis tristezas como una hoz
y me traen sosiego y calma,
cuando te veo mi alma crece
mi corazón se agita
mi alma emerge
me traes la vida
echando raíces en mi alma
me traen sosieo y calma


¿Cómo hago para olvidarte?
Si formas parte de mi.
Nuestras almas se cruzaron
para nunca separarse...
Ahora, después de tanto tiempo
te vuelvo a ver. Recordé, te recordé...
Aquí estoy junto a luna contándole
lo que algún día fue
mi vida junto a la tuya.


Raices del alma, hermosas y delicadamente guardadas dentro de mi, cual si fueran flores de primavera en pleno invierno.
Raices del alma son como estrellas tratando de iluminar las negras noches de tormenta.
Raices del alma las amo, las tengo, ya no las guardo porque un día no muy lejano se asomaron y dejaron de ser las raices del alma, ahora son las lindas flores que embellecen mi ser.
NORMA CABELLO


Mi alma aún no echó raices,
pues tengo alma de poeta,
y la poesía como tu bien sabes,
hace que viajes, aunque no te muevas.
Un poeta auque en su tierra nace,
no pertenece solamente a ella,
la poesía siempre se comparte
y forma parte de todo el que la lea.
Así pues mi alma siempre viaja,
sin echar raices para no estar sujeta,
a la palabra no hay quien la detenga,
cuando uno tiene alma de poeta.
JOMAB.


Raíces del alma
Tiritan de frío
Cuando no son
Lo sólidas que
Creía que eran
Ahí cerca del
Arroyo el árbol
Crece sin tregua
Sus raíces son
Más fuertes cuan
Más cerca del agua
Crecen
(rosi12)



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.