Patricia Aznar Laffont

Nada





Sin Causa que comprendas....

Sin Vez Primera...

 

Sin ése el Descenso al Averno

que no conocés....

 

Se escucha en Latidos Torvos 

mi Grito Ahogado....

Silente...

En Mordazas que

se Inscriben en tintas ininteligibles....

 

Y envejecidas por Años....

 

Golpeá ya, Amor a mi Puerta

Cerrada

por Candados Oxidados....

 

Herrumbres de Milenios

en cada Verso...

 

Voz que aúlla 

en Graznidos de cuervos Negros....

 

Sesgada y partida en Pedazos

La Carne...

La Sangre...

El Alma....

 

Decime el porqué soportar la Vida

A tientas...

y Enceguecida...

 

No hay ya Lágrimas 

que condensen el aire Azul y Ligero

de los Otros...

Ni Soles que me acompañen...

 

Sólo la Noche amiga...

Que ciñe en letras

y siluetas amortajadas

el sentir de ese grito

acribillado 

y sin palabras...

 

Sabés, Poeta?

Ya no queda Nada...

 

(Patricia)



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.