(Milhouse) Fernandez

El gato en la ventana del frente.

Añoro un ocaso jamás cumplido.
Me encerré en mi,
solo la luna lo sabía.
Soy constructor de quejas.

Conozco al mundo, es de talla chica.
No sientes nada, me extrañas y te mientes.
La sobriedad es asquerosa.
como el gato del frente, te relames;
no te limpias el alma pero si la carne.

Comentarios2



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.