yito

vivir como ciegos.

 

 

Porque mi voz, es la voz

del que sufre en el silencio

desde ese mismo silencio

abran, de escuchar mi voz.

 

No es un faltarle el respeto

recordarle al que gobierna

que aquellos a quien gobierna

también, merecen respeto.

 

Cuando encandilan las luces

los hombres, se vuelven ciegos

y en el vivir como ciegos

no ven, ni sus propias luces.

 

Han repartido entre muchos

eso que llaman pobreza

para que sea la pobreza

quien esclavice a esos muchos.

 

Para el que pobre a nacido

no siempre existe la opción

de alejarse de la opción

del lugar donde ha nacido.

 

No es delito la riqueza

si ella no acalla la risa

de aquel que siente a la risa  

como su mayor riqueza.

 

Alumbra el sol sobre el campo

los alfalfares en flor

sin robarle alguna flor

al quien suda sobre el campo.

 

Los que se ganan el pan

con el sudor de la frente

merecen alzar la frente

cuando reciben su pan.

 

Quien sienta como ignorancia

lo que predican mis labios

comprendan que hablan mis labios

con dolor de su ignorancia.

 

 

Comentarios1

  • Antonio Miguel Reyes

    Bonita rima con un sentimiento profundo y duro
    Enhorabuena
    Saludos

    • yito

      Muy agradecido, por su comentario.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.