Hugo Blair M.

Encrucijadas en mis dos orillas

 

Quién me enmudece el grito que me calla

y me invade mi oasis mi refugio,

se oculta en el silencio de mí yo interno

sacudiendo el polvo del olvido.

 

Es que allí las angustias no se extinguen

y en la oquedad mis sentimientos gimen,

es cuando a solas me encuentro a mi mismo

con ese fuego que en mi pecho arde.

 

Como enardece mí ser, mí razón

en el nido de penas y dolores;

en el claror que el cristal confina

encrucijadas en mis dos orillas.

 

Hugo Blair M.

Todos los derechos reservados©



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.