Jose Luis Posa Lozano

TIRADO EN EL ANDÉN

Voy a quemar el reloj y el calendario
voy a comerme las velas del pastel,
a renacer cada día entre tus brazos,
a izar velamen sin áncora ni red.

Voy cantar como un tenor de estreno,
como un jilguero en pleno amancer,
a deshacerme de leyes y de miedos,
a reencarnarme en mí mismo cada vez
que el desespero, el dolor o la tristeza
quieran sumirme en su nicho frio y cruel.

Voy luchar cuerpo a cuepo contra Eros
porque pretende marcharse sin pagar
el medio siglo de amor que le he entregado
y dejarme tumbado en el divan
de un psicólogo viejo como el tiempo,
con una píldora azul para tragar.

Voy a exigirle retrasos e intereses,
falsas promesas, contratos sin cumplir
para pagarme el billete de regreso
a esa estación en que me monté en su tren
con un billete de largo recorrido
y ahora me deja tirado en el andén.

Que no se crean que puede doblegarme,
Marte a mi lado, es un perrito fiel.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.