julio Artundo

JOYA NUNCA TAXI

Recuperado estoy

Después de habérsela cuerpeado

al “bicho” mal sano

Como aventuré… salí mejorado

Lo que es mucho decir en nuestro penar

Quienes al verme no pueden

Dejar de comparar

Si sufrí me perdí o no respiré

En el aislamiento obligado

Donde aprendí a mirar más allá de mi ombligo

Sin sentir lo que se siente ser del mundo

Me defino a mí mismo como embajador

De la ONU

Fluyen en mí dos vacunas yanqui y rusa

Una ensalada Moderna

Inoculadas por amables manos argentinas

El siniestro me quedó doliendo

Pero sabemos que sentir es vivir

Agradecido estoy de contar

Que ahora puedo oler y degustar

Siempre sin olvidar que ver oír y tocar

Son los otros sentidos que le dan forma

Al esplendor que creemos portar

En este diario vivir que nos enseña

Que no hay cosa tan buena como la salud

ni tan mala como el ataúd

Covid LPQLP



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.