Pelayo Ponte

EL PECADO NACIONAL

¡Oh, que ingrata desdicha!

al desear siempre lo ajeno,

de todas las cosas se encapricha,

sin sentirse realmente pleno.

 

Nada parece lo suficiente,

habita latente en el interior,

con la deslealtad de su mente,

no hay ni solidaridad, ni amor.

 

Para su insaciable maldad,

alimenta las ingratitudes,

que Sancho hacía llamar,

carcoma de las virtudes.

 

Los sentimientos apasionados,

las emociones y tendencias,

son su influjo acaudalado,

es la fuente de su ascendencia.

 

 

José Antonio Artés

Comentarios3

  • Ben-.

    ...tan difícil de extirpar, un magnífico poema, Pelayo, me gustó mucho. Saludos!!

    • Pelayo Ponte

      Muchas gracias Ben. Saludos fraternales.

    • Lale Neda

      Cuando carcomen las virtudes ....cada uno de los momentos de reflexión es agonía...buen poema hoy poeta...Abrazo

      • Pelayo Ponte

        Estoy de acuerdo contigo Lale. Un apreciado abrazo.Seguimos luchando.

      • Carmen Ubeda Ferrer

        Estupendo poema. Directo a la codicia. Así lo entiendo.
        Saludos

        carmen

        • Pelayo Ponte

          Va dirigido a la envidia, que es deporte nacional. Gracias por grato comentario. Saludos



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.