José Domingo

En un sillón

En un sillón pasé la noche
En un sillón orejero
Con la estructura de acero
En la calle durmió el coche
Aquello iba a tener buen broche
Decidí comprometerme
Difícil desentenderme
Todos los astros se unieron
Cuando ellos también supieron
Tu nacer. ¡Qué mal se duerme!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.