Mauro Enrique Lopez Z.

El clavel de tú cuerpito


El clavel de tu cuerpito mujer ,
me tiene facinado, y enamorado, tus hojitos negros, que cuando
me miran me sonrojo; esa sonrisa
tuya, que me imagino bonitos versos
de amor. Llega la noche, y escribo
de como quiero tenerte, en mi
regazo ardiente. Hasta tu ternura
quiero saber, pero tienes algo,
que no puedo llegar a ti. Que
clavel tan bello , que me inspira
cositas bellas, convertida mujer.


En tu barquito me iria
A pescar versos de amor
Con el clavel de tu cuerpo
Me vino la inspiración
Con ternura y con candor
Ese bigotito negro,
me ha llegado al corazón
Te lo juro ya no pienso
¡¡Solo sueño!!
( Y sonrio)


y como osa ese clavel
compararse con tu piel
si tu tienes un cuerpito
que es tan lindo y tan bonito
que das envidia a la miel.
Ya quisieran otros ojos
verte como ven los míos
y sentir escalofríos
mirando tus labios rojos,


Y es que tu cuerpo me atrae por instinto
mientras te veo, mientras te imagino;
pues, tu cuerpo es la silueta que pinto
en los versos que escribo en el camino.
Quiero ahogarme de tus besos si sientes:
Quiero que suspires el aire que yo siento,
quiero que grites mis besos si no mientes
y que llores extasiada del momento.
Quiero raptarte a un lugar que es lejano
donde no se oye ni rugir un cantante;
quiero ser de tu cuerpo un almirante
que recorra paso a paso si no es vano.
Quiero que te grabes mi nombre sensorial
que preguntará la faz de tu derecho;
y tan ebrio de tus besos seguiré igual
hasta desvanecerse sobre tu pecho.
Quiero que no olvides lo que hoy digo
si es que piensas que fuimos tantas cosas:
Solo fui tu amante, nunca fui tu amigo
y sobre un Clavelito te dejo unas rosas.
Samuel Dixon (nicaragüense)


No quiero participar
en este poema tuyo,
ni me iría en tu barquito
a buscar versos de amor,
ni me inspira cuerpo alguno
con ternura y con candor,
y no siento escalofrío
ni me llega al corazón
estos versos que tú escribe
que dan envidia a la miel,
con ese verso que escribes
al cuerpo de una mujer.


El clavel de tu cuepecito
se ha convertido en esbelto,
se abre como una flor a la vida
y nos muestra su belleza espléndida,
el clavel de tu boqita es rojo encendido
un cavel hecho belleza, que va creciendo.
María Isis


Boga, boga marinero
Antes de que salga el sol
De tu barca suelta amarras
Y a pescar versos de amor
Mientras tus redes se llenan
Con tu esfuerzo y tu teson
Boga, boga marinero
Marinero y pescador


En esta vida díscola
que me ha dado el creador,
desde el momento que deje ser angel
por caer en las trampas el amor,
visité varios jardines
a lo largo de cada estación,
cual abeja en busca de polen
prové cada flor
y debo confesar aunque peco
que no olvido de tu cuerpito
aquel clavel que me diste vos,
me he perdido por los caminos
buscándote sin rubor,
soñando con tu perfume,
tu talle y aquel rincón
donde brotó el amor
a un paso de la calle,
a un paso de mi obseción...
GAGV


Las promesas de un amor
Nunca debes de creer
Solo el pasar del tiempo
Te dira la verdad, de el
Una barca con dos remos
Remando en la misma,onda
Siempre navega mejor
Pero cuando no hay concordia
Remar solo es mejor...


Buen amigo. El barquito en que navega el cuerpesito del amor no tiene velas y elperdio el timón las mareas lo lleva sin tino por los atardeceres de puesta de sol sin sol, por los mares sin si cánticos de sirenas y olas sin rumor.


El clavel de tu cuerpecito
Mujer, me tiene fascinado,
Además, enamorado,
Tus ojos negros, ¡qué bonito!,
Cuando me miran, quietecito,
En tu regazo me he quedado;
Jamás, yo había contemplado,
Tan enclaustrado, el infinito;
Tu sonrisa es una aventura
De una incomparable pasión,
Iluminada con ternura
Escondida en mi corazón:
Eres mi sueño y mi locura,
La razón de mi sinrazón…


Cómo podría escribir
una frase de pasada
siendo que soy una piba
y ninguna importa nada
porque yo siento pasión
por un muchacho atrevido
que no tiene cuerpo lindo
de rosas de primavera.
Es robusto, es siempre ágil,
es tesonero y galante,
pero no puedo decir
que me impresionan sus formas
como si fuera de pronto
alguna rosa fragante.
Lucy Quaglia


Ese clevel encarnado
que, llevas en tu pechera,
te lleva como una diosa
que, trae la primavera.
con la sonrisa en tus labios
se lo ofreces a cualquiera,
que mirandote a tus ojos,
debilitas al amor que amaneciera.
con tu gracia al caminar
mantienes las ilusiones
que aquel hombre eligiera.
Sueña, sueña y no dejes de soñar,
que ese clavel divino,
me lleve a la eternidad.
robertojmartín


El clavel que un día yo tuve en mi ventana,
era rojo como la pasión y verde como la esperanza,
pero olvidé regarlo mas de una mañana...
Lo se,marchitará algún día sin tardanza.
No quiero compararte hoy con un clavel,
sino regarte con chorros de amor echos tinta,
para que no te seques como le pasó a el
y esta vez mi historia de amor sea distinta.
JOMAB.


El clavel…
toca la cara
trata cada ave rota
cada rito opaco
trepa por el río
tuerce el acero
la clave
tarda trota pacta
por la ruta pura
de la piel


Añoro con gran pasión
el clavel de cuerpito
ese que con devoción
me eleva hasta el infinito
son tus ojos, y tu rostro
el centro de mi corazón
en ellos canto y ripostro
sin pensamiento ni razón
el clavel de tu cuerpito
es la razón de mi vida
es lo bello y lo binito
mi llegada y mi partida


No sé si haya en ti un clavel
o una rosa, no sé
pero
de repente vi en tu figura
el árbol del bien y del mal
enhiesto y frondoso,
pródigo en mieses y albura
cofre de encanto y de sombra
refugio, ensueño y ventura.


No quiero participar
en este poema tuyo,
ni me iría en tu barquito
a buscar versos de amor,
ni me inspira cuerpo alguno
con ternura y con candor,
y no siento escalofrío
ni me llega al corazón
estos versos que tú escribe
que dan envidia a la miel,
con ese verso que escribes
al cuerpo de una mujer.
Iris M. Lugo E.


Cada estrofa…
Cada detalle me recuerda tu ser,
La silueta de la mañana me recuerda a ti,
Ese frágil y tenaz ser de las mil sorpresas,
Solo tu existir me permite seguir soñando con el amor genuino.
Ya va entrando el sol y casi a su fin se muestra una silueta que se asemeja a la paz que sueño,
Ese sueño que quiero encontrar contigo.
*Malú*


Siempre me has gustado
hoy más con tu vestido rojo
tu mirada me ha contemplado
en tus pupilas me sonrojo
hoy luces como el rojo clavel
que inspira amor sincero
y esos labios que bese ayer
sin ellos hoy siento que muero
H. Figueroa


El claver del cuerpecito regar con amor quisiera.
Que el sol sienta envidia y la luna de amor muera.
Quisiera el cuerpecito tenerlo ami vera.
Que no le falte amor para que conserve su aroma.
Si no consigo cuidarlo, todos habremos perdido.
El no tendrá aroma ni yo mi cuerpecito preferido..



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.