Humberto Velasquez

Breve

Breve y aprisa, temible gacela que me alcanza.

Breve volteo de alguien ha quien no conoces.

Instantánea foto, de inmensos roces.

Tu voz a la vez se va cociendo,

A precipitarse en el ir y venir en mí espacio reducido.

 

Se encuentra como la flor del hibisco.

 Frente a mis rachas llenas de alquitrán.

Se encuentra privando el hombro de todo abrazo acalorado.

Frente a un depósito de antojos.

 

¡A pesar! de colarse en el segundo.

Me navegas hasta agotar.

¡A pesar! que palideces y palpitas y me llenas de edades.

Se oyen y se aproximan los textos.

 

¡Quédate!

Si eres la misma no me hagas en un despejado privar.

Ciega en mi pecho tu brevedad a plenitud.

¡Quédate!

Así de Breve hasta cansar.

 Breve… queriendo ser el aire al que no hieres.

 

Humberto Velásquez

12:40 a.m.

02-09-2010



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.