anormal_50

Calles amargas

En cada paso que tu das en esas calles de soledad te invaden sus recuerdos, solo te preguntas cuando será el día en que ya no lo recuerdes día con día.

Volteas a tu alrededor y vez las calles solitarias y sabes que solo falta esa persona, que solo sientes una tristeza que te invade al ver esas calles que recorrías a su lado y aun recuerdas cada una de sus palabras que te dijo, cada uno de sus gestos, exactamente por donde pasaron, toda la ruta que tomaron la recorres tu pero ahora solo eres tú y esa persona está en tus recuerdos.

Al pasar por esas calles en soledad piensas que ahora esa persona ya recorre esa y otras calles con otra persona de la mano como lo hacía contigo y tú solo recordando.

Sabes que esta situación no es sana pero aun así estas atada a ella, que a la misma vez quieres salir de ella pero aun si te quedas. Anhelas el día en que esa persona ya no esté en cada paso en tu memoria que las calles que solían recorrer juntos ya no sean tan amargas y que aquellos recuerdos ya no te invadan con tanta tristeza.

No sabes si esa persona pasa lo mismo, que pase por las mismas calles que pasaron juntos en el pasado y te recuerde, que cuando tome de la mano a otra persona y la vea esa otra persona vea tu rostro y escuche tu vos, recuerde cada una de las palabras que le dijiste; pero una vez más solo eso te lo imaginas, y tal vez esa persona ya te saco de sus recuerdos y ya no sea parte de la prisión de sus recuerdos del pasado. Aunque suene hipócrita tu no quieres que este en la prisión de los recuerdos del pasado así como tú lo estas en este momento.

Así como esa persona debes en cuando te manda mensajes deseándote que seas feliz tú le deseas lo mismo, quieres que sea feliz y esperas que lo sea o por lo menos lo esté intentando.

Y también quieres que cuando pases por esas calles amargas esa persona no esté en tu memoria y desees que este contigo; quieres que la marea se calme en ti y la tempestad se termine.

Aunque también le deseas su felicidad también tú quieres la tuya y esperas que te quites la cadena del pasado que estas cargando.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.