maurix1942

Elogio a unos ojos españoles


ELOGIO A UNOS OJOS ESPAÑOLES
a P. G. B.

Pretty blue eyes, la década de los sesenta,
Paul Anka, canadiense;
balada, así le llaman al bolero;
los ojos de Betty Davis, azules como los tuyos
y como los tuyos enigmáticos y profundos.

En inglés lo azul, es lo triste,
el azul simboliza la melancolía,
para nosotros no,
para nosotros el azul es el cielo,
o sea la felicidad… la alegría… la luz…
trozos de cielo, así son tus ojos.

Alfonso Cortez, poeta y loco,
escribió desde el manicomio:
“Un trozo de azul, es más azul que todo el cielo”
Estaba viendo tus ojos, estaba viendo tus cielos,
estoy seguro.

Los locos vemos cosas que los otros
ni siquiera se imaginan,
los poetas también, y las escribimos.

Love is in the air, otra tonada;
y es cierto:
hay amor en el aire,
eso equivale a decir:
hay amor en el ambiente,
en el ámbito, a tu alrededor, es lo mismo,
emana de tí, suspira contigo, eres tú.

Es lo bello de ser bella, y rubia, y sonrosada,
es la gloria de ser esbelta como una espiga jamás cortada.

Quería, como Van Gogh,
dibujarte con trazos cortos y precisos,
pero esa última pincelada me salió larga,
es la euforia, el desborde y la exuberancia de pensar en ti.

¿Qué dirá el viento a la altura de tus labios?
¿A qué sabrá la brisa a ese margen de tu estatura?
Me da miedo averiguarlo y no me explico por qué.

Estoy escuchando a Plácido Domingo cantar:
“Aquellos ojos verdes” y me da lástima,
porque yo estoy imaginándome 
aquellos ojos azules: los tuyos,
que de serenos no tienen nada, 
más que la apariencia.

Puertas del cielo y estrellas de la mañana,
luceros del alba, son tus ojos.
nada de coral en esas aguas profundas,
nada que enturbie esa belleza azul.

En un alto risco en Dover, en un acantilado de Irlanda…
allí me veo, y abajo, muy abajo…
el mar imitando el color de tus ojos 
y llamándome irresistiblemente.

El mar de Irlanda es gélido en Diciembre
y el cianuro tiene reminiscencias de ese mar;
tu azul no es de esos…
tu azul es tropical: azul en vivo, flores y lagunas.
Es luminoso… lleva tu nombre en los labios…
y va diciendo que eres bella y que siempre lo serás.

Queen of the heaven, esa eres tú…
Reina del cielo, de dos cielos: dueña de tus ojos.
¡Bendito sea Dios! 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.