maurix1942

CONGOJA

CONGOJA


A veces me acongojo, estoy acongojado,
algo que, aunque quisiera, no lo puedo evitar,
es que a mí me destroza haberme equivocado,
 y siento unos horribles deseos de llorar.

A veces estoy triste, ahora, así me siento,
yo nunca he rehuido sentir, ningún dolor,
pero me duele tanto, que ni siquiera intento
curar la ingrata herida que me dejó tu amor.

Voy a sanar un día, ¡Dios quiera que así sea!
Necesito creerlo para poder vivir
y así mirar tus ojos, que parecen jalea,
sin que desaparezcan mis ganas de seguir,

de seguir existiendo, sin que nadie me quiera,
porque si no es contigo, yo no quiero querer
y tú te darás cuenta el día que me muera
que el haberte querido, fue mi mayor placer

y mi mayor tormento, no haberte conquistado,
a pesar de entregarte lo mejor que hay en mí,
pero en ese momento, ya todo, habrá pasado.
¿Por qué estas cosas tristes, tienen que ser así?

Comentarios1

  • Martha patricia B

    Hoy si estás de muerte lenta amigo así que te envío un terrón de optimismo y dos cucharadas de buen jucio, por favor haz una pócima y reposa por un buen tiempo, y ya mejoraras. Abrazo

    • maurix1942

      Gracias Martha Patricia por esa receta tan optimista, tienes alma de chamán y confío, además, que la sabiduría ancestral de ellos y que tu diagnóstico sea tan efectivo como divertido. Un abrazo y a beberme la pócima.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.