Tigresa de suburbio-.

Ben-.

Sólo se perfuma de noche,

cuando la luna está muy alta

y el rumor de la brisa la envuelve.

Sólo se pone sus zapatos más hermosos,

cuando la noche la abandona, y hacen

más ruido sus entrañas.

Desde los maizales, la brisa aún corre

fresca, como si brotara de manantiales

o de algún río.

Sus pisadas entre los cañaverales,

raptan su infancia, tigre arrinconado,

lejos de su casa.

 

 

©

Ver métrica de este poema

Comentarios2

  • Jorge Horacio Richino

    Muy bueno tu relato en estrofas!
    Gracias por compartirlo!
    Aprovecho para enviarte un afectuoso saludo!!!

    • Ben-.

      Gracias Jorge. Me alegra que te gustase. Un abrazo amigo!

    • Ben-.

      Yo agradecido quedo Sami. Un abrazo fuerte!!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.