Samuel Dixon

Si Yo Fuera Invisible


Si yo temiera a la vida que me empapa
toda el alma. Ya no fuera el temor del abismo
sino el placer de haber sido a sí mismo:
El escritor bohemio de la última capa.
Me saludan las ideas destrozadas y locas
mas el amor yace vehemente en el hastío,
apenas con las penas es todo mío,
y, poco a poco se ameritan por las rocas.
Salúdame. Abrázame. Hiéreme. Y no de todo...
Solo dime que no llevas mi nombre resguardado
cuando vuelvo a despertarme sin cuidado,
cuando intento perderme hasta del lodo.
No me voy: Me quedo; y jamás me he ido.
Ahora, por mis rimas soy un cantante;
uno que muere en el asombro brillante,
y otro que vive sin jamás haber nacido.

Samuel Dixon
Nicaragua.


Me habido en existencia y me valoro en excelencia.
Me siento, me irrito, me presto.
Me incita la luz y me sé oscuridad.
Me genera paz lo implacable, lo indudable.
Me escribo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.