Francisco Dreamer

Los niños más buenos de La Vía Lactea

De las tertulias de la agonía y la solemnidad

volví a destajo de los sueños de los mares

de las naves que cruzan galaxias hostiles

dibujé animales extintos

nave Tierra, hoy estoy vivo

mañana no sé....

deseo con mi alma entrar de cabeza a una vagina

y conocer el útero de Jesucristo

en las infinidades de los verbos

y los números áureos,

y ya que hablamos de esto

quiero mandarle un saludo a Arena y Emiliano

los niños más buenos de La Vía Lactea



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.