Ma. Beatriz Vicentelo Cayo

SOLO UNA QUIMERA

SOLO UNA QUIMERA

 

En capullo de flor… ¡Nacía tu ternura!

Y sobre grama verde… ¡Cuajaba tu rocío!

Casi sin advertirlo se brindó tu dulzura

e hilaron distraídas semblanzas del estío

Dime ¿Cuándo fue aquello, que a soplos de tersura

se agitaron de pronto las aguas de mi río?

¿Qué canto de atenciones con finalidad pura

alzó hierbas en valles con alientos y brío?

¡Siento tu brazo fuerte por encima de abrojos!

Y eso me enorgullece con lágrima en los ojos

¡Soy la hoja protegida por tus magnas estepas!

Y yo ¿Qué tengo en vida si poco ya me queda?!

Solo una fantasía,  sufriente en humareda

que delira contigo, sin que jamás lo sepas

 

Beatriz Vicentelo

Derechos Reservados

Comentarios2

  • Elizabeth Chacon Stevens

    Hermoso versar de sus letras tan sublimes y amorosas y es solo una quimera en el poco de tiempo de vida que le queda, pero la fe y la esperanza son grandes que aun podria acoplarse con ese amor sufriente. Os saludo desde Miami. Besos mi querida amiga y disculpa la ortografia no puedo usar tildes; no me deja.

  • Ma. Beatriz Vicentelo Cayo

    Ah Elizabeth querida, muchísimas gracias por tu presencia y gentil comentario, me alegra que te haya gustado.
    Un abrazo grandiosa compatriota.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.