Randy Mueses

Olvida.

Olvida
la forma en que te observaba por largos ratos,
nuestras manos entrelazadas
los besos sabor a agridulces arándanos.
El suave aroma de las finas hebras de tu pelo.

Olvida
el nudo que hacían nuestras piernas
y mis brazos adornando tu cadera en horas de sueño.
Las conversaciones profundas y las preguntas sin dirección.
Los matices degradados de tus labios.

Olvida,
nuestro despertar tardo y risueño,
nuestras colisiones de miradas,
mi nariz clavada en tu colina de cayenas y violetas.
Tu sonrisa de esmeraldas del mar.

Olvida
cada segundo que pasamos juntos,
cada alba primaveral que nos desnudó,
cada ocaso de estío que abrazamos.
Cada palabra ahogada en el fervor.

Olvida
que fuimos todo y a la vez nada.
Que fuimos todas las ganas de ser y nunca fuimos,
que yo sigo sintiendo aunque nunca sentimos
y que vivo unido a ti aunque nunca estuvimos tan unidos.

Olvida
que yo fui arrecifes y corales
que llegaste ser una amapola,
que llegaste ser una magnolia, un topacio,
un remanso y un guayacán.

Olvida
que eres una madreselva trepando sus tapias
eres una flor de cerezos dispersando sus pétalos
angustiante, fría, serena y vacía.
Que eres mi más hermosos y acongojados versos.

Olvida
mis vagos sonetos y mis melancólicas letras.
Tus siluetas sobre mi, tu alma desnuda frente a mi.
Olvídalo todo, cada proverbio, cada recuerdo,
inténtalo tu...Porque yo no puedo.

Me resulta imposible.





Todos los derechos reservados©





Comentarios1

  • Ehur Ohr

    Olvidalo tú !!!!
    Mágicas letras.
    Siempre es un placer pasar por aquí.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.