Pedro Elías Martínez

La hoja en blanco

La hoja en blanco le sirve al tendero, 
al doctor, a la modista, para descubrir 
convergencia de la vida con los sueños.
En la servilleta, en el dorso de la mano, 
en el mantel untado de cebolla, el artista 
le escribe al corazón del hombre.
Ser el sustento de la imaginación 
fue el papel de la hoja blanca inaugural.
Antes de pasar a limpio, en ella escribió
el tiempo sus primeras letras.
La hoja en blanco es el credo universal,
el camino más corto a la mañana.
Creo en la hoja en blanco donde aún 
no hay olvido.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.