Francisco Dreamer

Momento incómodo de la vida

Ayer me despedazó la imaginación

me introdujo su falo hasta las entrañas,

me desvirgaron hermanos míos,

y ahora voy triste por las calles

de cualquier ciudad

buscando un libro que tenga imaginación....

No hay, se acabó,

las mismas historias de mierda

de frases alentadoras - espirituales

las mismas lloriqueaderas de idiotas llorando por amor

las mismas historias de terror...

ayer estaba conversando con Loreley

una de mis hermanas

Tatiana y una amiga que había llegado

a la casa,

yo estaba recostado en una especie de colchoneta y con una pierna

en la mesa de decorado,

de pronto y sin querer se me escapó

un pedo...

son esos momentos en que te preguntas

si existe Dios

y porque permite esas cosas



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.