anormal_50

Todas las madrugadas

Te preguntas que son los sentimientos le aras caso otra vez al internet… para que lo investigas si ya sabes que solo te dará palabras técnicas nada relevante.

Tu sabes que ya no eres la misma persona de antes estas cambiando y por lo mismo nuevas preguntas surgen y las viejas son parte de olvido pero existen varias que te atormentas día y noche que por más que pase el tiempo están presentes y ni con las experiencias se contestan; podrán ser varias pero todas están relacionadas con una sola cosa, un solo sentimiento; aunque por lo general siempre es el amor y la alegría de donde surgen estas preguntas las preguntas están generalizadas para todos los sentimientos ¿Qué tanto podemos hacer por amor?, ¿Cuánto podemos aguantar de una persona?, ¿Hasta dónde callamos de algo que no nos gusta y soportamos esa cosa?, ¿Qué tan impulsivos nos podemos volver?, ¿Cuánto podemos cambiar por una persona y eso es bueno?.

Son muchas preguntas lo sabes son las que te quitan el sueño y hacen que el insomnio tu gran amigo no se pueda separar de ti y que por más que le des vueltas a cada una de las preguntas que te vienen acompañando por años no tengan respuesta como la mayoría de tus preguntas.

Cuando parece que vas a contestar a las preguntas que te haces te sorprendes y cambias tanto la respuesta que ya no sabes si mejor no pensar en ello y rendirte tal vez solo así te reconciliaras un poco el sueño y vuelves a saber lo bonito que es estar con él, lo bien que es tenerlo en las madrugadas frías. Esa lucha de todas las madrugadas frías hace que no puedas mandar al olvido esas preguntas sin respuestas, pero como siempre cada que lo intentas y parece que lo logras vuelven y solo das vueltas y vueltas en la cama. 

Y a pesar que existan tantas preguntas que te quitan la calidez del sueño hay una que parece ser la más importante ¿Todas las preguntas tienen respuesta? Pero es otra pregunta sin respuesta y otra de tus compañeras en las madrugadas frías… y tú podrás inventarte mil y un argumentos a todas las preguntas que están en ti, pero esos argumentos no sirven de nada para tener tan solo una vez más contigo en aquellas madrugadas frías la calidez del sueño, pero tal vez solo tienes que ignorar y una vez más el tiempo se encargue de llevarse esas preguntas a un lugar en ti donde no te molesten y cuando sea tiempo de contestarlas las contestaras y si no que se vallan al olvido; tal vez solo así puedas volver a reconciliarte con el sueño y sentir su calidez aunque ya se está olvidando aun tienes la vaga sensación de que está a tu lado. Pero solo queda un vez más olvidar para poder descansar.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.