Joseponce1978

La bolsa de la compra cuesta un huevo

He tenido que empeñar el coche

para echarle gasolina.

Me sale más rentable

alquilar una estrella

que encender una bombilla

de bajo consumo.

Para llevarme una barra de pan,

En el supermercado

he dejado en prenda un riñón;

Lo han metido en el congelador

y espero recuperarlo antes

de que estalle esta inflación.

El carrito de la compra

tiene las ruedas de oro,

y pagarás, si eliges una cesta

hasta la resaca de la fiesta.

Productos de primera necesidad

necesitados de propina.

O llevas huevos a la cocina

o enchufas el frigorífico;

Ambas cosas a la vez

se ha convertido en dispendio.

Como sigan subiendo los precios

se nos va a quedar cara de necios.

La carestía de respirar

nos va a terminar provocando

un desgarro en la cartilla

imposible de tapar

así tengas pluriempleo

de ministro y director de banco.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.