(Milhouse) Fernandez

Los pájaros de Biamontte.

La reina hormiga salió un día,
A hacer lo que ninguna hija se atrevía.
Buscaba otro rumbo para su gente,
el pueblo le pedía lo que ellos no se atreven.
salio con el sol en su espalda,
aventurada como si la edad no importara.
camino miles de pasos,
se olvido de lo que dejo,
a unos cuanto kilómetros se perdió.
La noche la encontró, la lluvia también la hallo,
bajo una hoja se refugio, la reina era reina,
la simpleza no era para ella.
después de la lluvia siguió su rumbo,
encontró otro hormiguero, el dueño era un barón.
los de la realeza se entiende, pero con sonrisas se mienten.
el mayor, no era ningún idiota, la llevo para que sea comida de otras.
la reina, desconfiaba de su sombra,
ni sus hijas la seguían, seguro la dieron por perdida.
un pájaro asomo su pico, la cena estaba servida,
la reina perdió, al final el ave se la comió.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.