Al Duborg

No llores guitarra…

Mi guitarra ya no suena…

porque la ahoga el quebranto.

Cierra los ojos rocío,

llena de llanto la luna

seca tu lamento al sol,

haz que se marche la bruma.

La brisa musita lejos

¡El viento calla guitarra…!

la voz de un triste gorrión,

que se pierde entre la nada

buscando en ti la esperanza.

Trae de flores su esencia

aterciopela guitarra,

cantarán las golondrinas,

por retornar a su nido

sube el registro guitarra.

Amiga que en el invierno

mis brazos tristes te abrazan,

dale el calor que te piden

haz que tus cuerdas abriguen

a quien solloza del alma.

Quiero que toques el cielo

con tus manos de gitana,

quita del atril lamentos...

¡Lánzalas a cuatro vientos,

tus bellas notas guitarra...!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.