Ben-.

Autoridad-.

No hubo autoridad,

divinas creencias

o somnolientos pájaros,

torres en ruinas.

No haya autoridad.

Ruede la cabeza paterna

sobre mis muslos incandescentes,

y en la saliva, y en los músculos,

descienda suavemente

la capa de nieve de un eco sin voluntad.

Mis muslos, cerca del glande inoperante,

su cabeza, estación clausurada por imponentes

grasas. Y lo que ruede, sea un conjunto

de coníferas y llanto, de serpientes

que amenazan con su veneno letal.

Y el mundo se llene de una vegetal luz.

Hasta la definitiva creencia-.

 

©

Comentarios2

  • evidencex

    La creencia puede ser fatal y a la inversa. Depende como se geste y se gestione.
    Gracias esas palabras que se sienten.

    • Ben-.

      Gracias por tus palabras, un saludo-.

    • Meigajaz 🍷🌹🖤

      Que fuerza trasmites estimado amigo...
      Un placer leerte...
      Abrazos infinitos...
      Jaz

      • Ben-.

        Gracias Jaz, saludos!!



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.