gaston campano

/// RINCÓN SENIL /// RECUERDOS DE LOS CUERDOS ///

Recuerdos de los cuerdos.

 

Las manos entumecidas

de las piedras remover

buscando las amanecidas

a lo largo del saber.

 

¿ Cuantos fueron no sé?

cuantos buscamos

entumidos del porque

cientos, miles porque amamos.

 

Quisiera ver lo pesado

nuestro sendero a la muerte

del camino desdibujado

el los vieron, todo inerte.

 

Fueron sus pensar

la tumba de sus conciencias

trémulas manos disparar

para destruir sus ausencias.

 

Y cada año volverán

los que no quedaron

vivos ya los tendrán

saliendo desde el balcón.

 

De las fugitivas conciencias

rememoradas como karma

las inquietas existencias

destrozándoles el alma.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.