Johan Herrera

Envidio esta carta

Siento envidia de esta carta.

 

Porque sé que en algún momento se encontrará bajo tu hermosa mirada.

 

Mientras la escribo la envidio, porque sé que siempre quedará contigo.

 

En tu mente, en tu corazón ardiente, en tus ojos omnipotentes y quizás en tú sonrisa resplandeciente como estrella del occidente.

 

Esta carta siempre estará contigo, por eso la envidio y te lo digo mientras recito este hito.

 

Quizás estás coplas no acoplan ni acomodan muchas palabras hermosas, pero igual cada prosa se posa para ti mi hermosa.

 

Cada palabra nombrada es pensada por pensar en ti y en ti nacen las más hermosas palabras que albergan en mi.

 

Y esta carta es la encargada de plasmar lo que mi mente escupe, jamás podré estar ahí para siempre, en cambio siempre estará esta carta para ti.

 

Así que antes de pensar en morir, antes de pensar en huir, antes de pensar en dejar de existir, piensa en cómo unas simples palabras te pueden hacer sonreír, sentir, vivir, surgir.

 

Piensa como un ser humano puede envidiar una carta simplemente porque la tienes en tus manos.

 

Porque el en tus manos se siente resguardado, realizado, deseado, amado.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.