Jaquelin Casillas

GORDA CHISTOSA

Despierto cada mañana con el deseo

de poder ver mis costillas,

pero la verdad la noche anterior

disfruté bastante un pan blanco sin orillas.

 

 

La comida interfiere en mi camino al éxito,

ser delgada ha sido mi meta desde que

existo.  Soy tan grande y diferente a las de

mi edad que entiendo porque los hombres

me rechazan sin más.

 

 

Siempre he soñado con una falda corta, 

pero al parecer a las gordas

no nos lucen bien las piernotas.

 

 

Nunca entendí porque la diferencia 

de una piel gruesa y una excelencia.

Tenemos las mismas capacidades, pero

lástima que mis muslos son más brutales.

 

 

Ser gorda te deja sin talentos

pues hay que dar un 200% 

para que alguien note

tu intelecto.

 

 

Cuando se dan cuenta de que resaltas

comienzas a ser parte de la primera lista.

La amiga "gordita, inteligente y graciosa"

¿Dónde está mi nombre en la lista de

grandiosa?

 

 

Puedo ser guapa y talentosa sin la

necesidad de cada día saltarme la hora de

desayunar, comiendo carne y pizza para

cenar.

 

 

Las gordas no tenemos talentos, solo una

cangurera repleta de defectos.

No somos buenas en nada; más que en

tener tetas grandes y no comer nada 

de ensalada.

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.