belen lopez sanchez

Quiero

Quiero entrar en la cueva,

quiero abrir la puerta al otro mundo

para mirar el corazón arrodillado

ante el amo oscuro de las aguas.

 

La dama sumisa gemía

con un verso de jarcha.

Cuerdas, cintas y dados

elevaban al cielo sus hazañas.

¡Ay qué furia de amor! ¡Qué peligro de colmillo!

¡Qué nocturno rubor! ¡Qué maravilloso filo!

¡Qué llamas del infierno iban prendiendo

los astros de la madrugada!

La dama estaba quieta

con la conciencia dormida en la garganta.

Un azote que viene de la danza

la castiga por el hambre de sus trampas.

La dama y su corrida, codo con codo

eran dos grandes águilas enlazadas.

La dama se rompía por la higuera

y su corrida se trenzaba.

 

Quiero entrar en la cueva,

quiero matar mis ganas a campanadas,

quiero vaciar mi corazón de hadas

para ver la sombra por el agua.

Comentarios2



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.