CoronaHolística

trenza de fuego.

 

Me odio por sentir soledad sin juego hasta ahora,

ahora me siento preparándome para bombazos por laderas

para el malestar que pareciera interminable pido echarlo en una fuente que este bajo una montaña,

aunque lo unico que no sea absurdo sea el nicho de sangre que resiste el pasado del tomate, al despertar,

el tomate que sedo a las manzanas desde la mañana por no rehuir a la vida y música en los laureles de la corriente,

pido paz en mi maíz espiritual en mi masa vital, de todos modos lo incompleto es juego de inflables de globos de cantoya, que desaparecen en el vallé que se acaricia por ir dibujando los diálogos condenados al dibujo manoseado tan escurridizo para mi flecha de lava, con mi calaca tranquila y mi piel absorta en donde me dice el deslizamiento de las gotas,

quiero paz en mi deseo de conciencia huracanado, quiero paz en mi risa inconsciente, curadas contracturas haciéndolas matracas de color estomago, hacia el cielo esófagos, el polvo es celestial, desmoronando el ancla en mis venas y arterias, si, que llueva y plásmense cabellos fugitivos en la trenza de mi circulo de plasma.

un volcán en el corazón y las mariposas de fuego. dándome paseos en la playa ''mimirada'' mientras renace mi urdimbre con la fuerza que beben los pies de mi trama, y siempre hice lo que era, y hago lo que me liberara desde el eslabón perdido de ayer,, oro de niño en mi ropa, y aliento de esqueleto con sombrero de paja, y pulpa fresca en mi boca como la adornada muralla del jardin de los insectos jardineros flautistas.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.