Alfonzina

Egonía

Todos los ojos se posan en mí a la vez. Silentes, quietos, me desnudan cual pintura se observa a los ojos de un inexperto que infiere el accidente y no la esencia de lo que ve. Las pinturas expuestas me expusieron, me acusaron de fraude por querer verlas verme como si yo fuese al arte que otro creo.

Comentarios1

  • Mario Cid

    Qué buena lectura, me ha gustado mucho tu texto.

    Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.