yito

El beso

 

Dejo una llama encendida

el beso de aquella flor

que fue mi primer amor

y el único de mi vida.

Mi corazón que no olvida

el aroma de aquel beso

de su recuerdo está preso

y sin escuchar razones

permite a sus ilusiones

el soñar con su regreso.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.