WandaAngel

EXTRAÑOS

Apaga la luz y ven

a acurrucarte a mi lado,

desnudo, sólo desnudo,

que el tiempo es avaro.

Dame un vaso de leche,

dame un beso azulado,

para cabalgar las olas

de este mar agitado.

Deja que sople el viento 

e hinche las velas al naufrago,

entre muslos y caderas

y dos pechos apretados.

Ven a mojar las sábanas 

con espuma de sal y sándalo,

en un viaje sin destino 

para desvanecer a tu lado.

Apaga la luz y ven

a acurrucarte a mi lado,

las horas vuelan ligeras

y volveremos a ser extraños. 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.