Un Beso de Antojo

Alfonso Darío

Era un manantial que mis ojos miraron
así creí ver el amor en sus ojos
forjé ilusiones más lágrimas rodaron
lleno de esperanzas un beso mi antojo

 

Su faz honestidad, alma enamorada
perturbación parpadeo en la mirada
temblor de labios, corazón con cerrojo
lleno de esperanzas hablé con arrojo

 

No dije mi nombre ella tampoco el suyo
cómplices crepúsculo ella yo y la arena
le acerqué mi cuerpo lo besó serena
nervioso dije: ¡solo quiero ser tuyo!

 

Luna resplandeciente inspiró aquel paraje
luceros complacientes con rocío
aquel poeta pintor plasmó el paisaje
palabras de amor gemidos amor mío

 

Entrega hasta la aurora pasión deseos
tal noche escura al adentrarse el ocaso
de la mano entre besos y parpadeos
caminamos riendas sueltas paso a paso

 

Detuvo su andar despejando aquel sueño
mi boca pronunció: ¡Cásate conmigo!
sus ojos dijeron si, Dios por testigo
me besó y dijo: "¡Perdón ya tengo dueño!"

Llevate gratis una Antología Poética y suscribite a Poemas del Alma ↓

Recibe el ebook en segundos 50 poemas de 50 poetas distintos Novedades semanales



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.