Fernando Magnífico

Pésimo

Pésimo, traición a mí mismo, palabras de amor con ojos cerrados, para alguien más poseedora de la imaginación 

Pésimo, tan mal que no existe argumentación para defender aquel acto sin derecho a una expiación 

Pésimo, creíste en un ser que jamás existió, personaje adecuado a tu interpretación del amor

Pero inolvidables aquellos momentos de euforia, en los que fundidos en un dulce beso, el tiempo al final nos separó

Tú, destino inventado por el instinto de supervivencia, traído desde la intuición para mi salvación 

Certeza tenía que eras tan mía, acaso tus ojos mentían tanto como lo hacía yo, juraría que tu sonrisa venía desde el corazón 

¡Pésimo! Como un cobarde que escapa de la gloria a cambio de una fantasiosa historia que para amar nunca sirvió 

Pésimo, ausente almirante, causante del hundimiento de la embarcación que el puerto prometido jamás conoció 

Lágrimas, reflejo roto en nuestro lago, donde un inolvidable día juramos aquel dulce amor que no existió 

Pésimo, a pesar del temblor queda en pie la edificación hecha por tu inspiración, con ella recuerdo el incomparable dolor. 

Comentarios2

  • Mariela Briceño Fuentes🦄

    Hay mucha pasión Magnifica demostración. Un placer leerte 🤗

  • Nadine_nhympha

    Me encanto, mas la linea de Pésimo, creíste en un ser que jamás existió, personaje adecuado a tu interpretación del amor (no voy a mentir, se me vino a la mente la intro de phineas y ferb)

    Melancólico y romántico, perfecta combinación :))



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.