Jesus Alejandro Reina

Pareados mal escritos.

¿Por qué me rompes cada abril?

Y regresas cuando el rocío roza las flores.

 

Me han dicho que te me cristalizas en la mirada;

yo solo siento el desgarre del trozo de alma que te di.

 

Cuando sabias a labio nacía un hada de azúcar,

hoy la brisa de tu aliento sabe a corazón.

 

El vino que ayer bebí se embriagó de ti

vociferando que solo te puedo vivir una sola vez.

 

¿Qué hago con los residuos de sol?

Si cuando sale en abril texturiza tu piel sobre mí.

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.