Rafael Merida Cruz-Lascano

DESNUDAS MIS LETRAS


Espinela.
.
.
Te muestras egocéntrica y no entiendo
anuncias tempestad, dolor profundo
ingrato círculo social, inmundo,
ya no escribe, el poeta está durmiendo.
Sola la rima , el verso va perdiendo
el trovador con su garganta muda
enfada al pueblo y su mujer sañuda
¡Qué haré si mi papel se queda en blanco?
se hundiría el hemistiquio en barranco
el plectro y sílaba, queda desnuda.

--o—

Las escrituras sin remordimiento.

las estrofas, con ciclo moribundo

paisaje verde y frondoso, su mundo,

esperando el invierno, se va riendo.

La escuela muere, se quedan tormento

renacerá morfología, hay duda

paradigma flexivo, reanuda

abrir  camino,  estudiar el lenguaje,

pues no enfocar su estudio es desparpaje

transigir oración, queda  desnuda.
.
.
Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano
“Hombre de Maíz, 2009”
Guatemala, C. A.
9-octubre-2020

Comentarios8

  • alicia perez hernandez

    De exquisita belleza tus versos desnudos en cada letra, donde queda la grandeza de tus versos poéticos.
    saludos poeta

  • Rafael Merida Cruz-Lascano

    Muchas gracias, Alicia Pérez Hernández.
    Agradezco la visita.

    Rafael.

  • Ma. Gloria Carreón Zapata.

    Un deleite disfrutar de la lectura de su magistral obra maestro, le envío un cordial saludo.

  • Rafael Merida Cruz-Lascano

    Muchas gracias, María Gloria Carreón Zapata.
    Es para mi un grande honor y de especial atención, vuestra honorable visita.
    Recibirás mi vivista.

    Rafael.

  • Mariela Briceño Fuentes🦄

    Hermoso, mi estimado poéta. Un gran placer leerle. Un fuerte abrazo.🤗

  • Rafael Merida Cruz-Lascano

    Muchísimas gracias, Mariela Briceño Fuentes.
    Agradezco la visita.

    Rafael.

  • Alberto Escobar

    Tu comodidad está en ser canónico, esa es tu escuela y la del Siglo de Oro, donde Góngora recurre a la diéresis por arte de birlibirloque para que el sanedrín literario le diera la venia. Me gustaría, maestro, verte el alma, desatarte de armaduras, sacar el corazón sin tenerlo que encajar en receptáculo alguno, prosa poética o prosa a secas...

  • Rafael Merida Cruz-Lascano

    Gracias, Alberto Escobar.
    Agradezco sumamente la visita y el comentario, correspondo con un
    BOTÓN COMO MUESTRA...
    ABUELOS

    Dos joyas preciosas guardo en mi diario
    donde nunca encontraré historias viejas
    en donde con cada escrito vuelo a ser un niño
    y en el retrato de María Cruz “Mamaría” mi abuela…
    veo una lágrima se derrama en el espejo
    mi memoria no almacena nunca su tristeza
    pues quedaba escondida en su cariño.

    El abuelo gallardo pero sin altanería
    Don Buenaventura me enseñaba siempre a ser prudente
    me decía que el mejor camino es tomar conciencia
    y prepararse desde crío para que al pasar el tiempo
    deje asentada mi biografía en pergamino.
    Desde el cielo ve que su labor queda cumplida
    que seguí su ejemplo y ahora soy “SEÑOR”

    No puedo anclarme en el pasado,
    mi madre, hija florecida de esa escuela
    siguió el mismo pasaje, la misma vereda
    y tomada de la mano con mi padre
    me enseñaron a cubrir de sonrisa a la vida
    y retoñe, y crecí y los convertí en abuelos
    “Conchita y Rafael volvieron a ser padres”

    El abrazo de mis abuelos tiene un apretón diferente
    veré que cada día me mostrará un sol nuevo
    y que también a mi me llegará una fresca noche
    y en el reflejo iré descubriendo las grietas del tiempo
    calladitos se llevaron a mis padres a su casa dorada
    pero desde allí, con su mirada, iluminan mis ensueños
    y no dejaran que me envuelva la soledad.

    ABUELOS: Con el arrullo fresco de las aves y a su grandeza
    rindo homenaje a la voz ancestral de mis abuelos.


    Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano
    “Hombre de Maíz 2009”
    Guatemala. C. A.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.