azor

TU AMANTE

Eran las seis de la tarde

de un día frio de invierno

con los ojos semicerrados

y tu imagen en mi recuerdo.

 

Eran las seis de la tarde

cuando volaron mis pensamientos

hasta una ciudad lejana

donde moraban mis recuerdos.

 

Crucé el umbral de tu puerta

de puntillas y en silencio

para que no te asustaras

y hacer inolvidable el momento.

 

Y allí estabas, en la ducha

cascadas de agua mojaban tu cuerpo

dando frescor a tanta hermosura

majestuosa a través del tiempo.

 

con dedos nerviosos enjabonaba tu espalda

mis manos ansiosas acariciaban tu pecho

mi boca sedienta besaba tus labios

mis ojos lascivos miraban tu cuerpo.

 

Amor y pasión flotando en el aire

candor y dulzura sintiendo el instante

la magia de verte perlada de escarcha

el deseo imparable de ser tu amante.

 

Y no me cansaba de mirar tus ojos

de enredar mis dedos entre tu pelo

de acariciar tu boca con mis ilusiones

de mirar tu silueta y solo ver el cielo.

Comentarios1

  • acrobata

    Pues muchas gracias por compartirlo, me ha parecido muy romántico y sensual, un placer el haberte leído.

    Bienvenido.

    • azor

      gracias, muy amable. Me das una gran alegría, mis saludos pra ti



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.