ErnestEba

AMADA MIA

Amada mía

Amada mía, Amada mía,
Amada de mis días, de mis meses y años
Castillo fundado sobre la roca,
Débil soy ante los besos de tu boca

Tus sentimientos más blandos despiertan cuando el bello Dragón de tu interior duerme sobre páginas en blanco

Amada mía, tu sabiduría es elevada al cuadrado, sumando amor y restando recuerdos de rencor.

Yo soy la bestia, tú la más bella,
Y nuestro arte, la gran obra maestra,
Miles de sonrisa pinta sobre la brisa
Que aviva el fuego de nuestro amor eterno.

Ernest EBA



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.