Pablo

No busco la esperanza en otros ojos

En ocasiones desearía que las luces de neón, Fueran lo suficientemente brillantes, Para que irradie todo los miedos, Y desaparezcan, Pero aún con la luz de mil soles, La sombra de esos miedos, Llegarían junto a la humanidad que cargo.   Y en esta eternidad humana, No deseo ser un recuerdo, Pero si planeo escribir los sentimientos Que me hacen humano, Y pretendo ser tan necio con mis letras, Que el amor que te profeso, Siga vivo en el tiempo, En cada uno de sus vocales y consonantes.   No busco la esperanza en otros ojos, Ni en un par de maderos cruzados, Simplemente extiendo mis brazos, Y sigo con mi vida, Entendiendo que tu amor, Tal vez llegué en algún momento, Cómo la muerte, o cómo el nacimiento, De una vida o de una estrella.


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.